+51·54·214778   comunicaciones@arzobispadoarequipa.org.pe

ARZOBISPO SE REÚNE CON DECANATOS

Coordinan labores pastorales del segundo semestre.

 

Con la finalidad de evitar posibles contagios durante esta temporada en que la pandemia llegó a poner en nivel de alerta extrema a la región Arequipa, Mons. Del Río vio por conveniente suprimir las reuniones mensuales que habitualmente tiene con todos los sacerdotes de la Arquidiócesis. En su lugar, ha venido realizando reuniones por grupos, especialmente con los sacerdotes más jóvenes, o recibiéndolos en forma individual. Últimamente, además, se ha reunido de modo virtual con todos los sacerdotes, por decanatos, para coordinar las prioridades pastorales del segundo semestre de este año. En las reuniones participó también Mons. Raúl Chau, Obispo Auxiliar.

La primera reunión fue el jueves 15 de julio con los decanatos 1, 2, 3 y 9, la siguiente fue el viernes 16 con los decanatos 4 y 5; continuaron los decanatos 6, 7 y 8, el jueves 22, y los decanatos 10 y 11 el viernes 23. Comenzaron a las 10 a.m. con el rezo de la Hora Intermedia y una breve plática espiritual de Mons. Del Río, en la que recordó de modo especial a los sacerdotes y miembros de comunidades de vida consagrada fallecidos durante este tiempo de pandemia, así como a las numerosas familias que están sufriendo a causa del coronavirus, sea por la enfermedad o por la precariedad económica que les ha causado.

Durante la segunda parte de las mañanas el Arzobispo escuchó a cada uno de los sacerdotes, quienes expusieron cómo se encuentran, así como la situación de la parroquia o comunidad religiosa respectiva. A continuación, se desarrolló la siguiente agenda: I Jornada Mundial de los Abuelos y Personas Mayores; I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe; Sínodo de los Obispos sobre la sinodalidad de la Iglesia; Clausura del Año de San José; Curso sobre el Año de la Familia Amoris laetitia; preparación para la Primera Comunión y la Confirmación, y avisos varios.

Cada encuentro concluyó con el rezo del Angelus y la bendición impartida por el Arzobispo, quien agradeció a los sacerdotes por su entrega y los animó a ver el futuro con esperanza.