+51·54·214778   comunicaciones@arzobispadoarequipa.org.pe

AVANZAN OBRAS EN EL SANTUARIO DE LA VIRGEN DE CHAPI

El lunes 10 de enero, Mons. Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa, realizó una visita al Santuario de la Virgen de Chapi, ubicado a 60 km de la ciudad, en el distrito de Polobaya, para inspeccionar las obras que se vienen realizando, como la construcción de la capilla del Santísimo Sacramento y la capilla de la Sagrada Familia, la colocación del mármol en el presbiterio, altar y ambón, la remodelación de la fachada, la construcción de la casa cural, la ampliación de la explanada de los peregrinos y la colocación de los mosaicos en el ábside del templo, el bautisterio y la capilla de la Virgen. En la visita lo acompañaron Mons. Raúl Chau, Obispo Auxiliar, así como la Sra. Lucía Pastor de Chirinos, Ecónoma Arquidiocesana, el Arq. Juan Luis Pechiarovich, Director de la Oficina de Infraestructura y Proyectos del Arzobispado, y los profesionales que tienen a su cargo la ejecución de cada uno de los componentes de las mencionadas obras.

En la visita se definió también las características de lo que será el Museo del Niño Cimarrón, en el que se exhibirán objetos litúrgicos y otros vinculados a la devoción a la “Mamita de Chapi”.

LA OBRA
El nuevo Santuario es un complejo pastoral y cultural de cincuenta mil metros cuadrados, compuesto por diversas edificaciones, entre las que sobresale el templo con capacidad para más de cuatro mil personas. Adosada al lado derecho del templo está la Capilla de la Virgen y al izquierdo el Bautisterio. Bordeando la nave central están ubicadas la Capilla del Santísimo Sacramento, la Capilla de la Sagrada Familia y los confesionarios. El complejo contará también con una explanada con capacidad para más de cuarenta mil personas, a un extremo de la cual está el antiguo templo, que pasará a ser la Capilla de la Reconciliación, y al otro extremo el Museo del Niño Cimarrón, la santería y la cafetería. Al lado opuesto del templo se encuentra el pabellón de acogida a los peregrinos, que consta de siete salas con sus servicios. En zonas más reservadas del recinto irán la casa cural, el convento de religiosas y un albergue para peregrinos que deseen pernoctar o pasar algunos días en el Santuario.