+51·54·214778   comunicaciones@arzobispadoarequipa.org.pe

ARZOBISPO DE AREQUIPA ENTREGÓ DONACIONES A HOSPITALES Y CENTRO DE SALUD

Esta semana el Arzobispo de Arequipa Mons. Javier Del Río Alba entregó varias donaciones adquiridas a través de la campaña “Respira Perú” y el programa pastoral “Resucita Perú Ahora. Así el lunes 5 de abril, el Hospital Honorio Delgado Espinoza, a través de su Director Dr. Richard Hernández Mayori, recibió 60 ventiladores mecánicos de uso temporal, modelo Go2Vent marca Vortran, y 7 cajas acrílicas para el tratamiento de enfermos de COVID-19.

Mientras que el miércoles 7 de abril, Mons. Javier Del Río, entregó en donación al Hospital Goyeneche, a través de su Director Dr. Juan Herrera Chejo, 10 cajas acrílicas para el tratamiento de enfermos de COVID-19, además de 460 pruebas rápidas de descarte del virus, entregadas por la Cámara de Comercio de Lima. Asimismo, ese mismo día, el Arzobispo entregó 6 cajas acrílicas a Cáritas Diocesana de Arequipa, a la persona de su administrador, Sr. Javier Delgado.

El jueves 8 de abril, se entregó 4 cajas acrílicas a la Sociedad Misionera de San Pablo para su uso en centro de salud que llevan a delante en la zona de Enace – Cayma. Estas unidades permiten la labor de salud por parte del personal a los pacientes diagnosticados con Covid-19, reduciendo el riesgo de contagio.

 

Las autoridades receptoras de la ayuda manifestaron su agradecimiento a Mons. Del Río, así como a las instituciones y personas que vienen apoyando esta iniciativa de la Iglesia peruana que ayuda en la batalla que sostienen los sistemas de salud del referido nosocomio, ante el aumento de casos de Covid-19. Entre todos se comprometieron a seguir trabajando en forma conjunta por el bien de la sociedad arequipeña.

«Respira Perú» es una campaña de solidaridad nacional organizada y gestionada por la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL) y la Sociedad Nacional de Industrias (SNI).

El programa “Resucita Perú Ahora” es una iniciativa pastoral de la Conferencia Episcopal Peruana, que también cuenta con la participación de diversas entidades de la sociedad civil, con la finalidad de cooperar con el Estado para afrontar la pandemia y diversas carencias que afligen a nuestro país.